Cuando te llama la muerte puedes hacer una analogía con la consulta médica.

Cuando visitas al médico para una revisión de rutina o porque tienes algún inconveniente puedes concurrir con turno previo o directamente por orden llegada.

La consulta por orden de llegada es una consulta más intempestiva, generalmente es una consulta que suele ser mas de urgencia.

Necesitas solucionar el problema ya.

No puedes esperar.

En este caso, no haces una visita demasiado planeada.

Por otro lado, cuando tienes un turno para el médico es porque llamaste antes, te informaste cuando atiende el médico y tú afección puede esperar unas horas, unos días para ser consultada.

Así también nos llega la muerte.

Puede llegar por orden de llegada, cuando te toca una muerte violenta por un accidente generalmente o una descompensación. Es rápida. Es imprevista.

Y cuando ella es, ya no sos.

Tambien te puede llegar la muerte con turno, sucede cuando te diagnostican una enfermedad, en la cual, sabes que ha llegado tu hora, tienes los días contados.

Solo tratarás de durar más y con la mejor calidad de vida posible.

Ahora, es muy importante que sepas, que para contratar un seguro de vida en ambos casos ya es demasiado tarde.

No se puede hacer nada.

Tus cartas estan jugadas.

Si quieres dejar algo a un ser querido que ames o quieras proteger ante tu ausencia física el momento es ahora, cuando estás sano.

¿Cuánto tiempo te queda? Nadie sabe.

Por eso, te invito a tomar acción ahora.

Son sólo unos minutos para hacerlo.

Da paso a lo importante ante lo urgente.

Hazlo por aquellos que te sobrevivirán.

Hazlo con Clic Aquí

Fernando José Zambón

Productor Asesor de Seguros (MP 74291)

Organización

Mi Asesor de Seguros